Conceptos Generales

El criomasaje consiste en la aplicación del masaje local por medio del hielo u otro agente que conserve la temperatura fría.

Las técnicas miofasciales, de puntos gatillo y Cyriax, son técnicas profundas, la mayoría de veces, después de trabajar con estas técnicas el paciente puede sentir dolor hasta 36 horas después del tratamiento debido a los microtraumas (necesarios para la reparación del tejido lesionado) junto con el calor que produce el masaje, ello puede dar lugar a una moderada respuesta inflamatoria al liberarse en la zona mediadores del tipo de la histamina y prostaglandinas. Aplicando criomasaje enfriaremos los tejidos obteniendo una vasoconstricción que a su vez estimulará la liberación de endorfinas contrarrestando de esta manera el dolor, se reducirá el metabolismo, desinflamando la zona tratada y relajando la musculatura, consiguiendo una más pronta recuperación de nuestros pacientes.

Antes de hablar en profundidad del de criomasaje y de sus modalidades, debemos situarnos; la palabra criomasaje viene de crio=frio y de masaje, el criomasaje se engloba dentro de la crioterapia, la crioterapia es la aplicación de frío como agente terapéutico.

La crioterapia emplea muy diversos sistemas y tiene como objetivo la reducción de la temperatura del organismo, ya que esta reducción lleva consigo una serie de efectos fisiológicos beneficiosos en diversas patologías.

En crioterapia, existen varias técnicas de aplicación:

Visita nuestra sección de Termoterapia


Dentro de los efectos fisiológicos que se persiguen con la crioterapia están:

-          Disminución de la temperatura y metabolismo tisular

-          Disminución del flujo sanguíneo.

-          Disminución de la inflamación y el edema.

-          Disminución del dolor y el espasmo muscular

 

 Por tanto sus efectos se producen sobre el sistema circulatorio sobre los vasos sanguíneos, sobre los nervios periféricos, sobre la fuerza muscular, sobre el sistema neuromuscular, y en el síndrome postraumático caso en el que se usará la técnica CRICER: Crioterapia-Compresión-Elevación-Reposo.

 Como podemos observar el criomasaje es una técnica más de la crioterapia, es muy efectiva y utilizada en el ámbito deportivo, y terapéutico

Principios biofísicos de aplicación

Los medios que se emplean en crioterapia, pueden producir su efecto refrigerante por tres fenómenos bien distintos: conducción, convección y evaporación. Cuando el medio empleado se pone en contacto directo con la zona que hay que tratar, la transferencia de energía se produce por conducción; esto sucede cuando aplicamos bolsas de hielo picado, toallas húmedas, Cool Roller, polos de hielo, etc.

En este caso la transferencia de calor se produce por interacción directa de las moléculas del área caliente con las del área fría.

La magnitud del cambio de temperatura y las modificaciones biofísicas secundarias a éste van a depender de una serie de factores:

A)Diferencia de temperatura entre el agente frío y los tejidos. Cuanto mayor sea la diferencia de temperatura entre el agente frío y el tejido sobre el que actúa, mayores serán los cambios o resultados obtenidos.

B)El tiempo de exposición. La temperatura de la piel en contacto con el frío disminuye en un tiempo muy breve; mientras más prolongada sea la exposición mejor será la refrigeración de los tejidos más profundos (subcutáneos y músculos)

C)La conductividad térmica del área sobre la que actúa el frío. La conductividad térmica está relacionada con el contenido de agua en los tejidos, los músculos tiene un contenido de agua superior al tejido graso, por tanto se conseguirá una mayor disminución de la temperatura en zonas con bajo contenido graso